Noticias

Alejandro Garcés asume como nuevo gerente general de A Impresores

Por: Comunicaciones en Noticias Publicado: 31.10.2017
Alejandro Garcés asume como nuevo gerente general de A Impresores

Coronando la conmemoración de los 40 años de trayectoria de A Impresores, a comienzos de octubre la compañía vivió un cambio importante. Alejandro Garcés Larenas, quien es director de Asimpres, asumió como gerente general, en reemplazo de Carlos H. Aguirre, quien continúa en el directorio de las empresas familiares del grupo, que incluye la cadena de librerías Antártica.

Ingeniero civil industrial de la Universidad de Santiago, Garcés se integró al equipo de A Impresores en 2002 como gerente comercial y hasta su nombramiento se desempeñaba como gerente de Planta. “Voy a mantener todas las cosas que hemos hecho bien a lo largo de nuestra historia y, por supuesto, introduciré las mejoras necesarias que nos permitan adaptarnos rápidamente a las nuevas necesidades de nuestros clientes”, asegura.

Según el nuevo gerente general, su foco estará en uso intensivo de tecnología y en el respeto por sus colaboradores y por el medio ambiente, buscando generar rentabilidad para los accionistas, a través de la innovación en beneficio de los clientes, como única forma de mantenerse vigentes en el largo plazo. Para él, el hecho de que la empresa haya vuelto a tener capitales exclusivamente chilenos demuestra el compromiso de la familia Aguirre Vargas con el mercado gráfico nacional. “Somos la empresa líder en los segmentos en los que participamos y contamos con un equipo de gerentes y colaboradores de altísimo nivel, preparado para enfrentar con gran entusiasmo el futuro”, recalca.

Respecto a sus principales desafíos, Garcés señala que es necesario enfrentar el hecho de que el volumen de impresión tradicional cae sostenidamente a raíz de la aparición de nuevas tecnologías, lo que se ha traducido en una importante erosión de los márgenes y en la comoditización de varios productos.

“La industria tradicional se defiende, evoluciona y tiene para rato, pero el desarrollo no vendrá por el crecimiento del volumen actual, sino por las oportunidades que nos brindan las nuevas tecnologías y nuestra capacidad de usarlas y desarrollar productos que agreguen valor a nuestros clientes. Ese es el camino que nos permitirá proyectar nuestras empresas hacia el futuro”, concluye.