Noticias

El packaging de productos que atrae a los millennials

Por: Comunicaciones en Noticias Publicado: 12.01.2018
El packaging de productos que atrae a los millennials

Si tendencias como la sostenibilidad, la interacción, el dinamismo y la conveniencia se están imponiendo es, en parte, porque los millennials están ganando peso como grupo consumidor, y las marcas centran cada vez más sus estrategias en ellos, de acuerdo al portal español Hostel Vending. “Es un público muy exigente con las marcas, que llega al punto de venta con información previa, confía en las recomendaciones más que en la publicidad y demanda transparencia e información”, apunta Oriol Iglesias, profesor de Marketing en la Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas, en Barcelona.

Coincide en el análisis la consultora ShopperView de AECOC, Marta Munné, que identifica algunas exigencias particulares de esta generación. “Buscan envases grandes para conseguir un mayor ahorro en la compra, pero con opción para tener raciones individuales para evitar que el producto se estropee una vez abierto”.

Munné diferencia el tipo de packaging ideal para los millennials en función del producto que contenga. “Con las bebidas, buscan tamaños diferentes para cada momento de consumo y valoran los recipientes de cristal por ser más sofisticados y no alterar los sabores. En relación a la alimentación, exigen transparencia en el envase y garantía en la conservación del producto, mientras que en higiene y cuidado personal, apuestan por la funcionalidad y la opción de escoger entre diferentes tamaños para escoger en función de las necesidades del hogar”.

Innovación y sustentabilidad

La consultora también coincide en señalar a los millennials como el perfil de consumidor más concientizado con el medioambiente y destaca la buena prensa de la que gozan materiales como el papel y el cartón. “Son percibidos como ecológicos, sostenibles, higiénicos, atractivos y de calidad por esta generación”.

La eclosión de los millennials como grupo consumidor también ha cambiado las dinámicas innovadoras de las marcas. Si antes la innovación se producía de dentro de las compañías hacia fuera, ahora la cocreación es tendencia.

“La interacción constante que permiten las nuevas tecnologías favorece la creación de estrategias de desarrollo conjunto de las innovaciones con los clientes desde el momento cero. Consumidores, colaboradores de la marca y la propia empresa son las tres patas de un proceso que permite tener un conocimiento más profundo de usuario y obtener ideas más relevantes, que nos den más posibilidades de triunfar en el mercado”, concluye Iglesias.