Noticias

La revolución de la industria 4.0

Por: Comunicaciones en Noticias Publicado: 30.01.2018
La revolución de la industria 4.0

Crear industrias inteligentes, capaces de organizar de forma innovadora los medios de producción, a partir del uso de tecnologías. Eso es lo que busca el concepto de Industria 4.0, que está cada día más en boga en las fábricas en el mundo.

“La economía está entrando en la cuarta revolución industrial impulsada por internet, lugar en el que el mundo offline y el mundo virtual se unen en el Internet Industrial de las Cosas, vinculando máquinas capaces de aprender, tecnologías Big Data, tecnología de sensores, comunicación de máquina a máquina y tecnologías de automatización”, explica gerente general de Fundación País Digital, Juan Luis Núñez.

El Internet Industrial de las Cosas (o IIoT, por sus siglas en inglés) es una de las claves para esta nueva industria. Permite “hacer conversar” a los sistemas y maquinarias industriales para potenciar su eficiencia y productividad, intercomunicación que es la base para la modernización de las fábricas.

33% de las empresas manufactureras está adoptando IIoT, según Cisco.

De esta manera, es posible conectar y conocer la operación de distintos procesos industriales, haciendo que la cadena de valor en una empresa sea monitoreada, auditada, censada, procesada y corregida en tiempo real, generando ahorros significativos en mantenimiento predictivo, logística avanzada, abastecimiento y otras áreas. Esto genera ahorros y nuevos ingresos producto de procesos automatizados más eficientes y relacionados directamente con los objetivos de cada empresa.

Además de automatización, estas soluciones permiten hacer analítica en tiempo real, generando predictibilidad del comportamiento, que aporta valor a la cadena de producción por la eficiencia en el uso de materias primas, la programación de mantención de la maquinaria y la seguridad de las personas.

Transformación

Para Carlos Rapetti, gerente de Soluciones de Industria de Zebra, “las fábricas inteligentes son la base de industria 4.0 donde la comunicación en tiempo real entre la cadena de suministro y la línea de producción permite un alto nivel de automatización y digitalización. Esto hace posible contar con máquinas que pueden auto-optimizarse y compartir datos en tiempo real, para ofrecer productos de mejor calidad, una visibilidad sin precedentes y una eficiencia de costos impresionante”.

Según la investigación de Zebra IE Survey, comenta Rapetti, el 77% de las empresas tiene un método para medir el retorno de la inversión de su plan IoT y el 71% tiene un plan IoT que aborda los cambios culturales y de procesos, necesarios para la implementación.

Las fábricas inteligentes son la base de la industria 4.0, donde la comunicación en tiempo real permite un alto nivel de automatización y digitalización.

“Las industrias chilenas tienen un nivel de adopción que aún no es tan avanzado, pero que va en vías de crecimiento”, explica Gabriel Calgaro, gerente general de Cisco, quien señala que en la minería se puede incluso aumentar la eficiencia de combustible con mediciones apoyadas en IIoT. “En definitiva, las potencialidades de desarrollo que implica el Internet Industrial de las Cosas no tienen límites, y se puede aplicar a cualquier área que se anime a automatizar y hacer más inteligentes sus procesos”.

El sector manufacturero tiene un mayor grado de avance que otras industrias, pero en Chile muchas fábricas son pequeñas, por lo que desplegar una solución de este tipo aún es complejo ya que requiere de inversiones iniciales muy altas. Por eso, la forma de implementar es más bien escalonada y en pilotos sucesivos.

Los desafíos

En términos de capital humano, los expertos hablan de un cambio de paradigma. Si bien la automatización va a reemplazar ciertos puestos de trabajo, frente a esta revolución las personas deben fortalecerse en habilidades blandas y otras que la automatización no puede sustituir. En esto, la tarea es conjunta: las empresas tienen que preparar a sus colaboradores y los trabajadores tienen que reaprender sus funciones. Al mismo tiempo, se requieren marcos regulatorios conectados con esta nueva economía.

A nivel técnico, el gerente general de País Digital explica que uno de los desafíos es lograr la interoperabilidad entre dispositivos y máquinas que utilizan diferentes protocolos y que cuentan con distintas arquitecturas, mientras que un segundo reto se da en materia de seguridad, donde ha existido una proliferación de sensores y dispositivos inteligentes conectados, que han dado lugar a vulnerabilidades en esta área.

“Las empresas de manufactura están entrando en una nueva era en la que la producción de productos de alta calidad es fundamental para la retención y la adquisición de clientes, así como la captura de ahorro de costos significativos que afecten el resultado”, asegura Rapetti, y concluye: “Los fabricantes inteligentes están invirtiendo agresivamente en tecnologías que crearán un piso de fábrica más inteligente y conectado para lograr una mayor visibilidad operativa y mejorar la calidad”.

_______________________________________________________________________

¿Está preparada la industria gráfica?

Según Neobis, Asociación de la Comunicación Gráfica en España, la respuesta es sí. La industria es eminentemente tecnológica, pero “actualmente la ventaja competitiva no se encuentra en las máquinas de impresión sino en los sistemas integrados en las mismas capaces de digitalizar los procesos y de generar información clave para conocer la trazabilidad de cada producto”, analiza la entidad en una nota sobre Industria 4.0.

Antes de invertir en sofisticados sistemas, recomienda, hay que pensar qué necesitamos para incrementar la eficiencia y productividad de la empresa y cómo desgranar toda la información que genera esta nueva industria para que sea útil en el proceso productivo.

_______________________________________________________________________