Noticias

Las tendencias mundiales en packaging que protagonizarán 2018

Por: Comunicaciones en Noticias Publicado: 26.12.2017
Las tendencias mundiales en packaging que protagonizarán 2018

La consultora de inteligencia de mercado anglo-estadounidense Mintel dio a conocer las cinco tendencias que marcarán a el desarrollo de la industria global del packaging durante 2018, de acuerdo a su estudio Global Packaging Trends 2018, dado a conocer por el medio español Alimarket.

Benjamin Punchard, Director de Global Packaging Insights en Mintel, explica que “nuestras tendencias de packaging para 2018 reflejan las actitudes, acciones y comportamientos de compra más actuales y progresivas de los consumidores tanto en los mercados globales como locales. Las tendencias emergentes en los envases de comercio electrónico tienen historias que se están escribiendo justo ahora. Otros, como el ataque a los plásticos, llevan varios capítulos escritos pero sin un final claro a la vista. Son esas historias de fondo y las implicaciones para el futuro las que posicionan las Tendencias de Packaging 2018 de Mintel como esenciales para las estrategias de los minoristas, las marcas y fabricantes de envases durante el próximo año y sucesivos”.

Las principales tendencias analizadas por la consultora son:

1. El envasado desempeñará un papel fundamental en la reducción de los desechos mundiales de alimentos y productos

La cultura del deshecho evolucionará en una que comprenda y acepte el papel del envase como medio principal para reducir el desperdicio global de alimentos y productos. Los consumidores han considerado el packaging como algo a menudo innecesario y, en última instancia, como un residuo que debe eliminarse. Pero esa idea errónea está cambiando ahora. El enfoque en que las innovaciones de los envases extienden la frescura de los alimentos, preservan la fortificación de los ingredientes y garantizan una entrega segura está beneficiando cada vez más a los consumidores. Las marcas necesitarán actuar rápidamente explotando las herramientas de comunicación en el envase para educar a los consumidores sobre los beneficios que éste puede traer, desde prolongar la vida útil de los alimentos hasta proporcionar acceso eficiente y seguro a productos esenciales en regiones del mundo desatendidas y desarrolladas.

2. Las marcas online revitalizarán sus envases para mejorar la experiencia del e-commerce

A medida que más y más consumidores adopten las compras online, los envases desempeñarán un papel fundamental en las experiencias de comercio electrónico de las marcas y los clientes. Las compras online se están generalizando cada vez más en todo el mundo y son casi ubicuas en algunos mercados. Sin embargo, aunque la ventaja clave de las compras en línea es la comodidad, los usuarios esperan más de sus marcas preferidas. Al ser los envases diseñados para ser visualizados online y abiertos al ser entregados en el hogar, la experiencia del packaging para comercio electrónico debe reflejar las expectativas del consumidor al comprar esa marca.

3. Las marcas que adopten mensajes claros y concisos en sus envases serán recompensadas: los consumidores prefieren el minimalismo

Con el objetivo de diseñar envases que iluminen las decisiones de compra de los consumidores, las marcas rechazarán aquellos enfoques que ofrezcan información excesiva o insuficiente, ya que pueden dejar a los compradores más confundidos que informados. Los clientes de hoy están más informados que nunca; sin embargo, las marcas corren un peligro real de ser rechazadas si los compradores se sienten sobrecargados de información, lo que lleva a cuestionar la procedencia, la autenticidad y la transparencia. El principio de diseño “esencialista” salva la brecha entre lo que es suficiente e insuficiente para que los consumidores tomen una decisión de compra inteligente y segura. Las marcas deberán llevar una próxima generación de etiquetas limpias al diseño de los envases para proporcionar a los compradores momentos de serenidad y claridad frente a las estanterías, en un entorno cada vez más agitado.

4. Las marcas serán llamadas a mantener la conservación marina a la vanguardia del desarrollo de envase y anclar la economía circular para las generaciones futuras

El packaging plástico a la deriva en los océanos del mundo se convertirá en el catalizador que impulsará a las marcas a repensar los envases en un contexto en el que los consumidores pueden comprender y actuar. Las preocupaciones sobre la eliminación segura de los envases influirán en las percepciones de los consumidores sobre los diferentes tipos de envases y, por tanto, en sus decisiones de compra. Solo comunicando que una marca está trabajando en alcanzar una solución se superará esta creciente barrera de compra. Si bien recoger residuos plásticos del mar para su reciclaje en un nuevo packaging puede aumentar la conciencia del consumidor, no resolverá el problema. Para mantener el plástico fuera del mar, se necesita un esfuerzo renovado hacia la economía circular para mantener el material de embalaje en uso.

5. Los formatos de envases contemporáneos verán al centro de la tienda como el foco de atención

Las marcas recurrirán a los formatos de envases contemporáneos para ayudar a revitalizar los pasillos de la tienda menos visitados por los consumidores más jóvenes, que suelen optar por comprar en las zonas periféricas, visitando los pasillos de alimentos frescos y refrigerados situados en el perímetro de la tienda y dando la espalda a la oferta de alimentos procesados, en ambiente y congelados situados en el centro del establecimiento. El uso de materiales transparentes, diseño contemporáneo, reciclabilidad o formas únicas puede ayudar a atraer a los consumidores más jóvenes al centro de la tienda, haciéndolo tan atractivo como el perímetro.