Noticias

Senado aprueba Proyecto de Ley de Marketing Directo

Por: Natalia Ramos en Noticias Publicado: 13.09.2016
Senado aprueba Proyecto de Ley de Marketing Directo

 

El pasado 31 de agosto fue aprobado en el Senado, el proyecto de ley que modifica las leyes N° 19.496 sobre Protección de los Derechos de los Consumidores (“LPC”) y 19.628 sobre Protección de la Vida Privada (“LPD”). Se señala que la legislación actual ha quedado superada por la dinámica del mercado publicitario masivo, el cual desarrolla estrategias de comunicación agresivas utilizando los diversos medios que hoy disponen los consumidores.

Detalle del proyecto

1. Nuevo derecho de protección a la vida privada, en sede de protección al consumidor:

Se busca establecer una relación armónica entre la legislación de protección a los consumidores y de protección de la vida privada.

2. Autorización para el envío de comunicaciones publicitarias (“Opt-In”):

Se señala que las comunicaciones publicitarias a los consumidores “por medio de llamados, servicios de mensajería telefónico o cualquier otro medio electrónico” sólo podrá efectuarse cuando el consumidor autorice el envío de forma expresa, previa y específica, la que podrá ser revocada en cualquier momento.

3. Restricción Horaria:

Las comunicaciones publicitarias telefónicas sólo podrán efectuarse de lunes a viernes entre 8:00 y las 20:00 hrs. Se prohíbe el envío de publicidad en días sábado o feriados.

4. Transferencia De Datos Personales De Consumidores:

Se prohíbe a los proveedores transferir a terceros los datos personales de los consumidores, a menos que (i) el consumidor consienta en ello de la forma prevista en el mismo artículo, y (ii) la transferencia se realice con el objeto de ejecutar materialmente la comunicación publicitaria.

El cambio de estructura en torno a la actividad del marketing directo, estimamos, traerá como consecuencia la obsolescencia de las bases de datos que actualmente se utilizan para efectuar este tipo de comunicaciones, salvo que los datos hayan sido obtenidos mediando una autorización expresa, previa y específica, la que no puede incorporarse como cláusula en un contrato de adhesión.